Vuelta

No encuentro imagen que me defina hoy,

hay vacío en mis ojos

el espejo me devuelve un ser que desconozco:

piel cansada,

cabello herido,

sonrisa ausente,

lunares que se apagan,

cuerpo ajeno,

insignias que desconozco,

cicatrices mudas…

había aprendido a reconocerme

a verme sin tus ojos

recuperando la autonomía.

hoy…

no encuentro el refugio

un recuerdo no es suficiente ancla

no hay salvavidas

he vuelto a una habitación conocida:

la melancolía;

el pensar tu ausencia como manía,

una imagen me bastó,

la memoria de un instante

de una noche condensada

llena de deseos…

y de vuelta llueve en este cuarto

mientras mi piel palidece ante el sol

pues ya no quema la vida,

la lucidez se ha esfumado.

Los comentarios están cerrados