Un infarto y lo sublime

Según la Wikipedia se denomina infarto a:

la necrosis isquémica de un órgano (muerte de un tejido por falta de sangre y posteriormente oxígeno), generalmente por obstrucción de las arterias que lo irrigan. El infarto al miocardio se produce al taponarse una arteria que lleva la sangre al corazón. En el lenguaje coloquial, cuando se dice la palabra infarto sin mencionar a qué órgano se refiere, se da por entendido que se trata de un infarto agudo de miocardio.

Tendría yo unos dieciséis años cuando escuché por primera vez el nombre de Paco de Lucía. Un novio que tuve, a quien le gustaba mucho la música, un día me dijo durante una sesión de besos que Paco de Lucía era un pinche guitarrista muy chingón, palabras más, palabras menos. Por supuesto, asumí que Cristóbal decía la verdad y tomé  nota mental de su afirmación, pero en ese momento no me preocupé por escuchar a Paco de Lucía y supuse que ese era su nombre verdadero, me pareció lógico: un nombre especial para un artista extraordinariamente virtuoso. Erróneamente solía asumir que un nombre diferente y poderoso constituía una especie de ventaja, pensaba que el nombre podía hacer al sujeto o algo así.

Resulta que estaba equivocada: el 25 de febrero de 2014 murió Francisco Sánchez Gómez, quien se hacía llamar Paco de Lucía porque en el barrio en donde creció había varios niños que se llamaban Francisco y para distinguirlo, cuando se referían a él lo llamaban “Paco, el de Lucía” ya que su madre era doña Lucía Gómez. Este dato, que leí en diferentes notas sobre la muerte del artista, me parece especialmente conmovedor y me habla de un espíritu noble, que nunca quiso dejar atrás ni a su madre, ni su infancia, ni a los vecinos, ni al lugar donde nació. En este caso el hombre hizo su nombre, o algo así.

algeciras

Las soledades y la sed me conducirían a prestarle atención a la guitarra de Paco de Lucía y debo decir que en algún momento lloré al escucharlo y me asombré, se callaron los ruidos en mi mente y me trajo una especie de paz.

La muerte siempre tiene un lado sombrío, pero es menos grave cuando la vida no tiene desperdicio: Si Paco nació en un pueblo de pescadores y aprendió a pescar y a tocar la guitarra,  si conoció a Camarón de la Isla y fueron grandes amigos y juntos impulsaron y revolucionaron el flamenco, si recibió premios y reconocimientos, si su ejecución seguirá llegando a lo más profundo del alma, si le vino un ataque al corazón mientras estaba con su familia en la playa y si en Algeciras declararon tres días de luto por su muerte, considero que no hay más que celebrar su vida.

El año pasado dio un concierto aquí en Puebla, pensé en asistir y no lo hice. Tal vez habría volado aquella noche, tal vez no habría podido resistir ese diálogo con el aire.

Sublime es, según la Wikipedia

Aquello que está dotado de una “grandeza” o, por así decir, belleza extrema, capaz de llevar al espectador a un éxtasis más allá de su racionalidad, o incluso de provocar dolor por ser imposible de asimilar.

“El ridículo se puede evitar; la muerte, no, es inevitable… Lo peor de todo sería una muerte ridícula. Por ejemplo, morir en una guerra.”

Paco, el hijo de Lucía.