Taxonomía de María

La taxonomía y la informática eran amigas,

hasta que se buscó un nombre para ésta era.

 

Lo que está en la red tiene que ser clasificado,

lo clasificado se sube a la red o se le ignora;

 

ganó la era de la informática por un hecho,

la taxonomía no pudo con ello, por eso se volvió atea.

 

Y, ¿qué es la información! Lo hubiera dicho Pilato,

si estuviera en esta época.

 

Y, ¿qué no se pudo clasificar! Lo hubiera dicho Bloom,

al terminar con sus verbos:

 

María, que no es diosa,

pero, es madre del verdadero Dios por quien se vive.

 

María, ente que no vuela,

pero, se le dieron las dos alas del águila grande para volar al desierto.

 

María, ser monolingüe,

pero, entiende todos los idiomas, dialectos y lenguas muertas.

 

María, una mujer mortal,

pero, según Pio XII, no murió, solo se durmió.

 

María, ser alegre en Dios su salvador.

Pero, sufre con cada hijo que se pierde por toda la eternidad.

 

Ubiquemos a María entre los seres inclasificables,

para resolverle el problema a la taxonomía y poderla subir a la red.