SUEÑOS

Atravieso el zócalo y huele a mojado,
Olor a las viejas calles de Polanco; huele a realidad
La gente se aleja y camina pareciera que no hace otra cosa más que caminar
Yo sigo aquí, viendo pasar al hombre de mi vida sin voltear,
Y es que aún no lo sabe, pero lo sabrá,
Lo sabrá, mucho antes de que termine la lluvia lo sabrá,
Regresara y yo seguiré aquí,
Mientras tanto el olor a húmedos recuerdos me consuela,
Como se consuela a un niño con una galleta,
Aquí la gente nunca para, ni por la muerte, ni por la vida
Sólo a veces por el sueño, pero algo tienen que no sueñan,
Algo tengo yo que no despierto
Puedo hacer mucho, se los aseguro; pero no levantarme por la mañana
Prefiero despertar por la noche, sin tanta gente,
Sumir los ojos en la almohada, y despertar con la vista al aire.

Dieciocho de marzo he tenido un sueño.
SUEÑOS

Los comentarios están cerrados