Señorita patria

 

Con estos versos le reclamo fervientemente,

quítese el descaro

si es que aún le queda algo,

dele un vistazo a su gente,

unos mueren por defender su tierra,

otros sólo por decir la verdad,

también hay los que fallecen sin tener guerra

y a usted le temen, perdieron,

ni el miedo entra ya en sus pertenencias.

 

No es que aplauda su efectiva división de clases,

de manera excelsa logró acabar con la clase media,

indigno de ovacionar,

la forma en que se enriquecen ultrajadores, y cómplices.

 

Pareciera que a usted le interesa

que sea de orgullo nacional el admirar cómo otra vez

entraron a conquistarnos,

con permiso suyo, dejar al pueblo en la pobreza.

 

Si le tienen secuestrada o chantajeada,

por favor, hágalo saber con alguna indicación,

consciente estoy de que miles de sus hijos

promoveríamos un viaje para su liberación,

con la consigna bien acordada:

 

¡Revolución, en nombre de la señorita!