Pesadillas

Me dormí y tuve una pesadilla, soñé que estaba en un mundo sin libros, vi la cara de los habitantes y todos ellos se parecían a mí, ¡qué horror!

Me volví a dormir, y tuve otra pesadilla, estaba en un mundo lleno de libros; en lugar de cubiertos, de sábanas, de rollos de papel, sillas, solo había libros; ví los rostros de las personas, y las caras estaban volteadas hacía adentro, ¡me asusté mucho!

Me ganó el sueño otra vez, y ya no soñé nada.

Los comentarios están cerrados