Odio a mi padre

−Mira jovencito, sé que tu madre te engañó respecto a tu padre, dices que ella te ama y no sería capaz de mentirte; pero llega el momento en que tienes que ver las cosas por ti mismo, y no a través de la óptica de las heridas del otro. Así que, ya es tiempo de enfrentarte a tu propio criterio y preguntarle, ¿qué opino yo?

Tu padre te ama, siempre te ha amado, a tal punto que daría la vida por ti; está dispuesto a ayudarte siempre, tiene el poder y los recursos suficientes para sacarte de cualquier apuro en el que te puedas meter; sé que te han dicho lo contrario, sé que te han dicho que no existe. Y tú, desgraciadamente, sin investigar lo has creído.

Él me envió para decirte que ha tratado de contactarte  de diferentes formas, y que tú no has hecho caso de sus mensajes, te mandó un libro de su biografía y no lo has leído. Todo lo que tú has gozado hasta ahora en tu vida, él te lo ha mandado, y sabe que te lo han ocultado. Solo quiere que sepas que te ama mucho, como eres, no le merma su amor por ti, tu manera de pensar, o de vestir, ni tus calificaciones,  si te bañas, tomas, te drogas, o no; solo le duele que con ciertas decisiones te hagas daño, y eso le hace sufrir. Pero, él está feliz de que seas su hijo y que, aunque le gustaría, no espera tu correspondencia, ni tu agradecimiento, solo quiere que sepas que te ama incondicionalmente y que estará ahí para cuando lo necesites, solo tienes que llamarlo. Y que cuando hagas tu opción definitiva al final de tu vida, recuerdes que él te amará tanto que respetará tu decisión, como hasta ahora, aunque tenga que sufrir por ti toda la eternidad.