No eres eso

Para ti.

 

No eres una raza, una clase o un sexo. No eres un peso, una altura o una talla. No eres un género, una edad o una orientación sexual.

No eres una profesión, una licenciatura o una ingeniería. No eres un salario, una matrícula o una religión.

Eres tu oscuridad y tu luz, tus pasiones e indiferencias, tus pensamientos y tus sentimientos. Eres espíritu: rebelde, libre.

Eres el arte… las palabras y las ideas entrelazadas. Eres tu bondad, compasión y comprensión.

Eres el oxígeno que flota, el agua que corre por los ríos. Eres el sol y la luna que se encaran, enamorados. Eres el aire, el viento, la brisa…

Eres la música misma. Eres el mar, las olas, la sal… eres las nubes y la lluvia. Eres la vida.

Eres tu mirada, tus sueños y tus deseos. Eres sensaciones y emociones recorriendo mi alma y mi cuerpo.

Eres un mundo entero: mi mundo. Y aunque el Universo te ame, yo te amo más que el Universo.

Que nadie te diga lo contrario. Porque todos te querrán señalar lo que no eres, para apagar la Luz de lo que eres.

Porque además de todo lo bueno, maravilloso e increíble que eres… para mi inmerecida (aunque bastante agradecida) suerte: eres parte de mi.

 

image

 

Los comentarios están cerrados