Monsieur Champignon

En el aeropuerto de la Ciudad de México, llega Monsieur Champignon a la taquilla para pedir un taxi, y le preguntan.

−¿A dónde va? –él calla.

−¿A dónde va?, bueno, mientras se decide, el que sigue, ¿su destino?

−A Tepito.

−Tepitó  –contesta Monsieur  Champignon. Y aborda el taxi.

−Cuál es la dirección –le pregunta el chofer.

−Un hôtel

−Ah! Es usted Francés. Ahí no hay hoteles, bueno, no de su clase, pero en fin, lo dejaré en alguno cerca, ¿sabe español?

−Un peu.

−Si quiere lo puedo llevar con mi compa que vive ahí, tal vez le pueda ayudar, dice que sabe Francés; a ver si es cierto –al poco rato le expresa: ya llegamos.

−Compa le traigo a este francés parece desorientado, pero no abra esos ojotes, ustede dijo que sabía Francés.

−Sí compa, pero eso fue hace mucho tiempo, deje ver que puedo hacer.  (Al poco rato sale y le dice) se llama señor Zeta, creo que es ingeniero; viene huyendo del dueño de la fábrica donde trabajaba, o algo así; lo quiere casar con su hija que está embarazada, no le entendí bien; pero, parece que ella fue Señorita Francia hace tres años, y es la única heredera de la fábrica;  pero a él lo convenció un amigo de que no debería casarse con ella, no se por qué.  Le compró un boleto de avión para México y aquí está.

−Todo esto es muy extraño. Se me hace que nos está mintiendo. Yo creo que es el jefe de los Zetas y viene a supervisar personalmente sus compras aquí.

−Tiene razón, compa, vamos a decir a todos que lo traten bien, para que se vaya lo más pronto posible, no queremos problemas.

Messieau Champignón es tratado a cuerpo de rey por las personas en Tepito, ha engordado varios kilos, pues, no hay comida que se rehuse, ni invitación que se niegue. Hasta que un día, después de 2 meses, aparece el verdadero jefe de los Zetas, acompañado de varias personas con pasamontañas a buscar al impostor; así mismo,llegan  cuatro personas francesas, de traje; también se encuentra ahí, en la calle, el compa que sabe algo de Francés y Monsieur Champignón.

−¿Con que tú eres el desgraciado que te haces pasar por el jefe de los Zetas? –Se le acerca el líder a Champignon y lo toma por la camisa, mientras los otro que portan también pasamontañas lo rodean, todos con sus radios en una mano y en la otra, objetos punzo cortantes.

− Je ne comprends pas. Tout ce que vous voulez −lo suelta el jefe de los Zetas, ante esta respuesta, pero lo observa con detenimiento; llega un francés y lo vuelve a tomar por la camisa, y le dice algo en Francés, a lo que el compa traduce.

− Tu embarazaste a mi hija, vengo para llevarte a casar con ella, llora y llora todo el tiempo, además, yo estoy enfermo y necesito que alguien cuide de ella y de la fábrica.

− Tout ce que vous voulez.

− ¡Claro que no va a ningún lado!  −Grita el jefe de los Zetas y levanta la mano en señal de ataque, pero interviene otro francés y dice algo en tono airado, a lo que el compa lo traduce.

− Es ciudadano francés y  no quiere algún problema internacional, que lo dejen ir, ya están llamando a la embajada francesa, a la policía y el video se está subiendo al internet.

El líder de los Zetas señala que les arrebaten los celulares a las personas de traje, y los tiren en el suelo. Se dirige a Champignon y le dice.

−Decide, ¿te casas con la hija de este cuate, o te mato?

Champignon sensiblemente asustado, sudando y tembloroso, le responde:Je ne comprends pas. Ce que vous décidez!

− ¿Qué?,  decidir, te mato.   Traduce.

_ I kill you! Ya.

fin

 

Los comentarios están cerrados