Mi nombre

Me veo en el féretro y no me reconozco,

he mutado tanto; una fue la que nació,

otra la que creció, una la que parió, y otra la que murió.

Decía Morín, el pensamiento es complejo.

 

No se ahora, por cuál de todas están llorando,

cada quien reconoce a la que se topó en la vida.

Ya  he llorado por las que se quedaron en el camino.

Lo ha dicho la psicología, el pensamiento es selectivo.

 

¡Quisiera haber soltado la esfera multifacética cristalina de mi yo!

Pero un concepto la ha sujetado hacia sí… es mi nombre.

¡Me niego a aceptar el acta de defunción, esa no soy yo!

A eso se refiere la poesía, cuando canta el pensamiento libre.

Los comentarios están cerrados