Mi beso ahora es una mariposa

Que maneras más curiosas de recordar tiene uno, 

hoy recuerdo mariposas que ayer sólo fueron humo, 

mariposas mariposas emergiendo de lo oscuro, bailarinas silenciosas.

El tiempo ahora es una mariposa. Silvio Rodríguez 

 

Me gusta besarte de noche porque mi beso

como una luz  como una  mariposa busca la flor de tus labios

y de que oscuridades ha emergido de que abismo de mi alma

ese beso con claridad rota  que secretos sabe

y  los sepulta en  pétalos de tu boca tibia y en  ventana de tu frente.

 

Me gusta bersarte tras los biombos de la lluvia

porque mi beso como una nube busca el cielo de tus labios

y de que tormentas ha emergido de que abismos del sol

ese beso como plegaria  de espuma con alas de mar muerto

para enterrar  en tu  rostro  el silencio y  la sombra.

 

Me gusta bersarte de noche cuando las pestañas han cerrado sus                                                                    tiendas al bullicio humano

cuando los oídos han puesto pestillo y el grillo borracho arrastra                                                                                                                   su día

porque mi beso se afianza a las cortinas de la silueta

y de que abismo de oscuridades  emerge

con alas de un  latido que busca tierra húmeda,

nido y tumba  de pétalos en el cristal de tu frente.