Marlene

Leonardo dejó el diseño del aeroplano, todavía no había la infraestructura para construirlo. Una mujer que quería volar dejó el diseño de sus alas, todavía no había la cultura y derechos para usarlas.

El papel de Da Vinci fue engendrar la idea de desafiar lo establecido. El papel de la señora De Gordillo fue engendrar una mujer que algún día usara sus alas. El genio de la humanidad nunca supo hasta donde llegaría. La mamá de Marlene nunca se imaginó hasta donde volaría su hija.

Al autor de la Virgen de las Rocas no le interesó casarse. Marlene tuvo que hacerlo con un científico y engendrar 4 hijos que conocieran de astronomía, para que cuando saliera de casa, supieran donde localizarla.