Luchando contra su poder – final

A partir de ese momento el balón se escapaba de las manos de los compañeros de Tornik para encestarse prácticamente solo, todo le estaba saliendo muy bien, ya estaban adelante algunas canastas…

Con un giro, Tornik se escapó con el balón y estaba a punto de tirar, cuando un chico del equipo contrario lo interceptó y de un tumbo lo lanzó a la duela. Tornik se levantó y miró el balón fijamente, salió de las manos del chico agresor y fue a dar al estómago de otro contrincante que cayó al piso sorprendido por la actitud de su compañero.

Tornik se apresuró a lanzar y logró dos puntos más a favor de su equipo. Más de la mitad del público estaba a su favor y con porras los alentaba; la otra, chiflaba y abucheaba sin parar.

Durante el medio tiempo, los chicos de ambos equipos practicaron sus tiros. Tornik se concentró en un tiro a larga distancia, quería que fuera perfecto, pero el balón no se movió, lo intentó varias veces, sin éxito.

Corrió a las gradas para ver a su papá.

―!Mi poder desapareció!, ¿qué voy a hacer? !Perderemos el juego, estoy seguro! ―su padre lo tomó del hombro en señal de apoyo.

―Ahora no pienses en eso, concéntrate en el partido. Siempre has jugado muy bien, solo usa tu habilidad y experiencia.

Tornik corrió a la duela, ya empezaba el segundo tiempo.

“Solo usaré mi habilidad y experiencia, papá tiene razón”. Corrió a buscar el balón hasta que logró tenerlo y sin parar lo lanzó a uno de sus compañeros, y logró encestar. Cada vez más emocionado, se concentró en su único objetivo que era ganar y lo lograría con o sin su poder.

Encestó más canastas que en ningún otro partido, al final y siendo vencedores, sus amigos y familia lo felicitaron y abrazaron.

―¡Felicidades Tornik, has hecho un gran trabajo! ―sus padres gritaban emocionados.

―Gracias, y aunque perdí mi poder… ―hizo una mueca de descontento―, ¡estoy feliz de que hayamos ganado el campeonato!

La familia completa salió a festejar al parque favorito de los niños.

Tornik columpiaba a Gulshan, mientras Baham y Dilshad se correteaban alrededor de los árboles. Oyó su nombre a lo lejos. Eran los chicos del parque.

―Hoy nos desquitaremos de ti, ya verás ―se acercaron amenazantes.

―Cálmate, ya todo quedó olvidado  ―Tornik se paró delante de su hermana para protegerla.

La grava que rodeaba a los columpios voló de manera repentina hacia los muchachos. Corrieron, pero a su paso les caían árboles, hojas y hasta algunos botes de basura.

¡Mi poder regresó!, ¡mi poder regresó! Intentó hacer un remolino con las hojas secas tiradas en el césped; para su asombro, no se movieron ni un centímetro.

Volteó a ver a Gulshan. Él ya no podía mover objetos, entonces… Mostrando su hermosa sonrisa Gulshan le dijo: !Esto es divertido!

niña en el parque

FIN