Los Mundos de Megara 3.

Unas horas más tarde Megara asiste a la paya, llega la primera, así que se sienta a esperar a sus amigos. Aún hace frío lo que provoca que la playa esté vacía.

De repente aparece una chica de poca estatura, delgada,de piel blanca y cabello largo y rojo. Se acerca a Megara.

-Hola, ¿qué haces aquí tú sola con este frío?¿Cómo te llamas?

-Hola, me llamo Megara, he quedado aquí con mis amigos, solo llegué temprano…

– Yo me llamo Dafne, encantada de conocerte Megara (sonríe).

-(Es muy bonita, piensa Megara mientras la mira fijamente). Y… ¿Qué haces tú aquí?

– Lo cierto es que me encanta este sitio, me recuerda a alguien a quién conocí hace unos años… Suelo venir a pasear y recordarla.

-¿Cuántos años tienes?

-Megara deberias saberlo, tenemos la misma edad. Bueno debo irme, ten cuidado, esta playa es un sitio peligroso para nosotras…. Adiós. (se aleja caminando).

-¡Espera! ¿Cómo sabes mi edad? ¡Dafne me oyes! (A desaparecido… debe ser muy rapida, piensa.)

Pasados unos minutos llegan Nayara, Pablo y Lucía.

-¡Hola Megara! Sentimos haberte hecho esperar…

-No pasa nada Lucía, no llevo tanto esperando, además una chica hizo que la espera fuese más amena hablando conmigo (Sonríe)

– ¿Una chica dices? No mucha gente suele venir a esta playa Megara…

-¿Dices que no suele venir gente Pablo?

-Esta playa fue abandonada por la gente del pueblo hace años… ¿No viste una cinta cerrando el paso en la entrada?

-¿Y por qué sucedió eso?

-Verás Megara… Se dice que esta playa está maldita, desde hace unos años mucha gente desapareció en esta playa… Mi padre inspeccionó esta playa y encontró un aura demoniaca… La misma que sintió Pablo cuando Lucía estaba inconsciente.

-¿ Es eso cierto Nayara ? ¿Qué hacemos en un sitio como este a estas horas de la noche entonces?

-Vamos a contactar con ese chico que me atacó.

-¡Te hará daño otra vez Lucía!

-Esta vez tenemos a Pablo y Nayara para que nos ayuden, además Fausto estará presente también.

-¿Lucía estás segura de que fausto es trigo limpio?

-Pablo, en el caso de que no lo fuese yo lo sabría, ¡recuerda que soy exorcista!

-Bien, si todos estamos de acuerdo preparemos las cosas. ¿Nayara trajiste tus herramientas para realizar algún exorcismo si es necesario?

-Sí las traje, prepara las cartas.

-Pablo tú abre bien los ojos, debes avisarnos si aparece alguien no invitado, no podemos permitirnos que más espíritus aparezcan.Fausto estará a mi lado para ayudarme.

-¡Entendido!

– ¿Y yo que haré ?

-Megara, tu debes estar junto a Nayara por si algo se complica… Tu mera presencia es suficiente, ahora ¡vamos a interrogar a ese cabrón! ¡Empecemos!