Los Mundos de Megara 2.

-¿Que has visto Lucía?

-Veréis… había dos personas…

-¿Dos personas?

-Si… había un chico moreno de pelo negro y largo, tenía los ojos negros y la piel pálida… Ese chico me golpeó, me dijo que me mantuviese alejada de “Luna”, es decir de ti Megara.

-¿Recuerdas algo más de ese chico?

– Creo que llevaba un reloj, juraría que era un reloj, aunque no lo parecía por los símbolos que llevaba dibujado… Por eso no estoy segura…

-Era un reloj Lucía, era el chico de mi sueño, él te atacó…

– Lucía dijiste que eran dos personas, ¿quién era la otra?

-Era otro chico,(sonríe), Fausto se llama.

-¿Fausto?

-Sí, el me salvó, me ayudó a regresar aquí…

-¿Quién es Fausto?

– No lo sé

-Fausto es un chico que quiere mucho a Megara, eso sí lo sé, no sé mucho más además de su aspecto, solo que protegería a Megara a cualquier precio…

-¿Protegerme?

-¿Cómo era Fausto?¿entonces eran fantasmas?

-Lo eran, no entiendo como pude verles… mmm… Fausto era alto y delgado, tenía el pelo castaño y los ojos azules. Fue muy amable, me dijo que él cuidaría de nosotros, sostuvo mi mano, acerco su boca a mis oídos y me dijo: -despierta, te están esperando, después abrí los ojos.

– ¿Y eso de que “protegería a Megara a cualquier precio” de donde te lo sacaste?

– Eso no puedo decírtelo ahora hermanito (sonríe), Megara se hizo tarde creo que deberías volver a casa, mañana tenemos clase.

-Tienes razón Lucía, son casi las nueve de la tarde, debo apresurarme o me regañaran, gracias por todo y… siento lo ocurrido.

-No te preocupes Megara, Lucía es demasiado mala persona como para morir joven, me temo que seguirá incordiando por mucho tiempo (suspira haciendo el tonto para molestar a su hermana). Por cierto Megara… Aún no sabemos la procedencia de tu poder… es extraño, como ya sabes el poder Nayara es herencias de familia,mi poder proviene de una vivencia cercana a la muerte, allí vi por primera vez a mi abuela que en paz descanse, y en cuanto a Lucía… Mi tatara tatara tatara tía le concedió el poder de manejar el tiempo a su antojo

después de muerta, se me apareció y le dio un beso en la frente, es todo lo que recuerdo.

-Una experiencia cercana a la muerte?¿Qué te pasó?

(Caminan hasta la puerta de salida)

-Hace unos años caí enfermo del corazón, recuerdo que me tenían que operar y allí morí.

Recuerdo ver mi cuerpo desde fuera mientras me operaban, pero alguien dijo que no era mi hora, y cuando regresé a mi cuerpo podía ver y comunicarme con fantasmas.

-Yo.. no recuerdo haber muerto ni nada por el estilo… Bueno me iré a casa que es tarde…

-Megara ve con cuidado, espero verte mañana.

-Hasta mañana Pablo, cuida de Lucía.(sale camino a su casa).

– Una vez en casa, Megara cena y se va a dormir, al día siguiente tras las clases –

(De camino a casa)

-¡Hey Megara!

-Hola Nayara

– Ya me han contado lo sucedido ayer, ¿te apetecería quedar esta tarde? vamos a ir todos a la playa a pasear aprovechando que mañana es viernes.

-Supongo que no estará mal, se lo diré a mi madre cuando llegue a casa, ¿hoy no asistes a tu entrenamiento?

-Ya pedí permiso, además de vez en cuando relajarse está bien, entonces nos vemos esta tarde, ¡hasta luego Megara!

-Hasta luego (sonríe).