LA TRISTEZA

 

 

La tristeza abunda en los funerales,
Recae también en las tardes  de llovizna
La tristeza anda por ahí paseándose por las lágrimas
Caminando en los desfiladeros de la muerte
La tristeza está en la agonía de un rosa en invierno
Y en el sol que desaparece al anochecer
La tristeza estuvo en mi abuela cuando mi abuelo montó su caballo y decidió marcharse
La tristeza estuvo en mi madre, cuando se quedó sin padre
Desdichada es la tristeza que en su agonía pretende contagiarnos de su pesar.
Nada puede ser más triste que la tristeza en sí.