LA SELECCIÓN DE LOS RECUERDOS 2

4/INTERIOR/SALA DE TERAPIA INTENSIVA/NOCHE

 

Han pasado dos semanas después del accidente de “L”. “L” aún se encuentra en coma, al lado de la cama están sentados sus padres, la madre dormita mientras el padre revuelve su café.

Repentinamente “L” comienza hacer un ligero movimiento con la mano, ha despertado; el padre se percata, despierta bruscamente a la madre para avisarle y sale de prisa y enloquecido  en busca de los médicos.  

 

                           MADRE

                   (Aturdida y eufórica)

 

                  Hija, hija, ¿me escuchas?

                 Aquí estamos tu papá y yo,

                    todo va a estar bien.

                     

 

“L” recupera poco a poco el conocimiento pero no reconoce a la madre, la observa asombrada y después escudriña el cuarto con la mirada,

sus ojos desorbitados demuestran su confusión ante las circunstancias.

 

                            MADRE

                     Hija, soy mamá,

            tuviste un terrible accidente

       llegando al trabajo pero vas a estar bien,

tu papá ya fue por el doctor W

 

(El silencio de “L” y la forma en la que observa a la madre como si no la conociera hace estallar el llanto en ambas)

 

5/ MISMA SALA DE TERAPIA INTENSIVA/ UNOS MINUTOS DESPUÉS

 

Entra el padre de “L” con varios doctores, entre ellos se encuentra el doctor W. Enseguida examinan a “L” esta no se resiste aunque se encuentra agobiada ante tantos rostros irreconocibles. Los doctores después de examinarla le inyectan algunos sueros y tranquilizantes.  El padre se le acerca con euforia para abrazarla pero el doctor W lo detiene con un brusco ademán.  

 

                                                   

                        EL NEURÓLOGO  

            Señor en este momento lo más importante

        es ver como está reaccionando su organismo ante el     trauma, debe adaptarse poco a poco a la realidad,

    y no podemos asegurar que su recuperación es definitiva

hasta no ver los resultados en las próximas 24 horas

                (Dirigiendose a “L”)

                 ¿Como te sientes?

 

                          “L”

         (a “L” le cuesta articular las palabras)

                          Mareada

                       EL NEURÓLOGO

Es normal esa reacción y parece que no está  muy afectada tu  memoria del lenguaje. Tus signos vitales están estables. Usted es muy afortunada, ha sobrevivido a un coma producido por un accidente que tuvo hace dos semanas. Sufrió graves lesiones en sus lóbulos temporales medios y por eso le cuesta recordar. Yo soy el neurólogo W. Hemos hecho mucho para que se pudiera recuperar ¿Recuerdas tu nombre?

 

                              “L”

 

                               No

 

                          EL NEURÓLOGO

¿Reconoces a algunos de los presentes de esta habitación?

 

                              “L”

                               No

 

La madre de “L” se desvanece al escuchar la respuesta de su hija, enseguida varios doctores se acercan a sujetarla y a llevarsela de la habitación. El padre se mantiene junto al doctor.

                                              

 

                        EL NEURÓLOGO

 

Es normal en tu caso, sufriste daños muy severos,

no debes de sentirte incómoda. Te prometo que con un buen seguimiento del tratamiento y un poco de voluntad de tu parte vas a poder recuperar todos tus recuerdos. A veces es necesario tener paciencia, cada organismo tiene su modo de manifestarse, es posible que demuestres mejoría pronto.

 

                          “L”  

                  (Confundida y llorando)

                     ¿Cómo me llamo?

 

                   

 

                          PADRE

     ( Toma la palabra en un arranque)

    Tu nombre es “L” y tienes 25 años,

     antes del accidente trabajabas  en el

   Instituto Nacional de Migración como ayudante de uno

   de los abogados más prestigiosos del país. Te encuentras     en el Distrito Federal de la ciudad de México. Aquí has vivido por gran parte de tu vida. 10 años de tu infancia transcurrieron en Aguascalientes. Llegaste a esta ciudad a los 10 años y aquí  realizaste todos tus  estudios incluyendo los de la  maestría  en  Derecho migratorio y la licenciatura en derecho internacional. Eres una jovencita muy exitosa hija. Desde hace dos años vives sola en un departamento cerca de tu trabajo y compartes la casa con una chica de tu edad a la que consideras una gran amiga, ella también es abogada.La mujer que se desvaneció hace unos segundos es tu mamá, ha estado aquí desde el principio dándote todo su apoyo, te queremos mucho hija…

¿lo que te dicho te ha traído algunos recuerdos?

                                                  

                              “L”

                              No

 

Pasan unos segundos de silencio total. “L” queda perpleja al cruzar su mirada con la de aquel hombre que no reconocía y el cual considera sumamente atractivo a primera vista.Está invadida por la sorpresa y la angustia al saber que él es su padre.

     

                                “L”

 

            (dirigiéndose al padre con una pregunta)

 

                       ¿Cómo te llamas?

 

                          

 

                      EL PADRE

 

Francisco Aguilar Montero, tu te llamas “L” Aguilar Torres.

Tu madre te puso así por un cuento que leyó de pequeña,la heroína de la historia se llamaba como tú.

 

                         “L”

 

            ¿Cómo se llama mi madre?

 

                      EL PADRE

            Estefanía Torres Gutierrez

 

                  EL NEURÓLOGO

Es mucha información por el momento, debe de asimilarla poco a poco(dirigiéndose al padre)

es imprescindible que se quede internada un par de días

en lo que estudiamos tus sintomas pero ya puede recibir algunas visitas.( dirigiéndose a “L”) Si reaccionas positivamente a los medicamentos en unos pocos días puedes regresar a la casa de tus padres bajo observación.

                                                   

“L” permanece callada, su expresión delata su miedo. Su semblante está demacrado. En unos instantes comienza a sentir debilidad y comienza a dormirse.

 

                    EL NEURÓLOGO

Le está haciendo efecto el medicamento,

debe descansar. La etapa más traumática ya pasó

(Con un ademán le indica al padre que salga del cuarto,

después de ver que “L” está a punto de dormirse sale él también de la habitación.

 

El PADRE Y EL DOCTOR salen del cuarto y van hacia los pasillos del hospital.  

 

                     

 

                     

                       EL PADRE

          Dígame la verdad doctor, ¿cómo está?

 

                  EL NEURÓLOGO

Ya pasó la etapa traumática y eso es lo importante,

muy pocas personas despiertan de un coma

como el que ella sufrió,

La recuperación de su memoria no está

garantizada. Tienen que prepararse para la idea de que tal vez

nunca la recupere. En el mejor de los casos puede adaptarse a una nueva vida y recuperar sus datos con la ayuda de ustedes y

sus seres allegados. Debe reconocerse y pasar por varias terapias psicológicas pues el trauma que ha sufrido permanece en su inconsciente. Han habido casos de locura con pacientes que han sufrido sus mismas  lesiones o también un agudo deterioro de  sus capacidades. No deben darle mucha información traumática hasta después de un tiempo en el que ella ya se sienta capaz de reconocerse ante el mundo.  Han existido casos en los que la persona logra desenvolverse muy bien en la sociedad y llevar una vida tranquila. Depende en gran parte del apoyo de ustedes. Con los años puede lograr incluso una identidad sólida, crear nuevos lazos y recuerdos que le permitan continuar con su objetivos. Es casi imposible que pueda volver a ejercer su profesión pero puede hacer otras cosas, hay muchas profesiones que no le están vetadas. Debe comenzar de cero poco a poco y bajo ningún motivo abandonar las terapias.

 

                        EL PADRE

 

  Gracias doctor. Recibirá nuestro apoyo.No me importa si recupera o no su carrera, lo que quiero es que ella esté bien.

 

                       EL NEURÓLOGO

 

Le garantizo el mejor tratamiento que tenemos para estos casos y mantenerla en constante observación. Ahora debe tener paciencia en su recuperación física, me preocupa que haya un retroceso repentino. No debemos presionarla con mucha información. Ella sola va a sentir la inclinación de averiguar y en estos casos es mejor ser discretos y escuetos en la información que le damos hasta que las terapias le den más seguridad. En estos momentos siente miedo y necesita encontrar en nosotros el refuerzo.Le aconsejo no llorar delante de ella y animarla.

 

                          EL PADRE

                     Muchas gracias doctor.

EL PADRE Y EL NEURÓLOGO salen del pasillo del hospital bajando por el elevador.

 

                                              CONTINÚA