La retórica del conflicto (VIII de IX)

VIII

La factoría de la soledad

 

La fábrica moderna es imperfecta

no hay quien dé órdenes, incentivos,

fabrique piezas universales,

los autónomos engranes de producción

alcanzan el control por sí mismos.

 

En la empresa sin dueño

solitario quedó el hombre, libre,

ensamblando al azar su dirección,

el espíritu ausente en la máquina.