La retórica del conflicto (III de IX)

La beligerancia de los aparatos

 

Qué apremio es buscar estar desconectado,

sin la constante inmersión a la red omnipresente

que corrompe el sistema de simpatía,

pero que con su filtro a lo mundano ayuda a pensar

y  facilita el expandir la duración del tiempo.

 

Con temor de ser invadido por un virus metálico, luminoso,

el hombre ignora el crecimiento de su dependencia,

de su nexo tecnológico para existir,

compuesto de cables que se alejan más allá de la modernidad.

Los comentarios están cerrados