La otra identidad de tus labios

En las manos llevo tus labios,

pétalos que se han caído de su tallo

para alimentar a la tierra de mis palmas,

llevo tus labios en mis manos,

pestañas de una flor

que en su ojo lleva guardada

la intacta imagen de la creación,

llevo en mis dedos sus lágrimas,

agua bendita del sol

que en mis noches de pecado lava mi dolor.

 

En las palmas llevo tus labios,

pétalos aun vivos

de la flor que muere al entregarse

al filo de la mano,

llevo tus labios en las palmas,

espina que es gota de sangre

del pecho de la tierra,

a tus labios los llevo en las manos,

lenguas de la flor que siempre escucho

por sus mensajes escritos en silencio

y que hoy en esta noche

de locura del tiempo

profieren discursos de paz

al grito del llanto

pues tus labios en mis manos son,

pétalos de estrellas que se han caído sin resistencias

del infinito tallo del cielo

para ayudarme a delatar

a la presencia oculta de la oscuridad en mi piel

que me ha impedido transitar la noche

como un salón alumbrado.