EXPLOSION TECALI 2

EL LEÓN RECÓNDITO

leon en fuegoEn un rincón de la selva vivía el león Recóndito. Por un defecto a su nacimiento sus cuerdas vocales no se desarrollaron y por ello no podía rugir como sus demás hermanos.

Poco a poco hermanos y amigos se fueron acostumbrando a su silencio sin saber ni preguntarle porque no rugía.

Un buen día se cruzó con un jabalí, el más cabezón y pesado del mundo, estaba tan grande y tan gordo que apenas si se veía como poco a poco avanzaba en su andar, el león Recóndito quiso rugir en ese momento que se le atravesaba en su camino y al ver que su rugido no era como el de sus hermanos ues en ningún momento inmuto al jabalí, se puso a ensayar su rugido dispuesto a impresionar con él, a cualquiera que se le atravesara en su camino, logrando así el respeto de todos. –se dijo-

El tiempo pasó y un buen día apareció nuevamente el susodicho jabalí para entablar la conversación pendiente de algún tiempo atrás con el león.

Entretanto cansado el león Recóndito de ensayar y ensayar su rugido y al verse incapaz de poder emitir sonido fuerte alguno que le saliera de su garganta, decidió, comprar una maquina rugidora y al ver acercarse al jabalí grande y pesado, acciono el botón de su máquina,  la cual lanzo potentes y aterradores rugidos jamás antes escuchados en la selva, espantando al momento a todos sus hermanos y amigos quienes, enojados le dejaron de hablar.

Solo y abandonado por todos, el león Recóndito, comprendió que para que todo el mundo lo quisiera y respetara no era necesario saber rugir potente, entonces poco a poco fue disculpándose con todos y cada uno en el bosque, explicándoles de su defecto, donde lo comprendieron y gano nuevamente la amistad y cariño de todos.