EXPLOSIÓN TECALI 17

LA PELOTA

Había una vez un niño de nombre Javier jugando en un parque junto con sus amigos y su pelota preferida, en eso, aconteció lo inesperado en ese momento sucedió

PELOTA VINIL.una familia bravucona se mudo al vecindario y muy cerca del parque. Desde el primer día que se aparecieron sus dos hijos, los amigos de Javier los invitaron a jugar con ellos, sin embargo su respuesta de uno de ellos no fue muy amistosa y si desafiante al carcajearse y decirles  que, el no jugaría con unos infantes, a lo que su hermano se apresuro a atenuar la respuesta diciéndole, hermano ( sonriendo maliciosamente), no seas cruel hay que jugar con ellos  su pelota.

todos salieron al parque a jugar dia con dia y sino era que con una patada volaran la pelota hacia una casa donde habia un perro muy bravo, de donde tenian que engañar al perro unos mientras uno corria a sacar la pelota no sin antes un rasguño o un pantalon roto o camisa de que el perro alcanzaba a descubrirlos en su carrera ante las carcajadas de los hermanos brabucones, o bien la pelota se ponchaba porque la pateaban muy duro.

cansados de esta situación porque ya se habían roto todas las pelotas del grupo de amigos y los hermanitos  no tenían pelotas para compartir, Javier, también agobiado de esta situación y ademas de que los bravucones amedrentaban a todos con pegarles si no salían a jugar con ellos; decidió comprar una pelota de boliche y plástico para forrarla, a lo que sus amigos cooperaron para esta idea.

la semana siguiente salieron mas temprano que de costumbre al parque para jugar, colocaron la pelota de boliche al centro y cuando vieron acercarse a los hermanos bravucones les dijo Javier que iniciaran el juego, entonces el menor de los dos decidido dio una fuerte patada a la pelota y con todo el dolor que le causo no dijo nada y se retiro ante las burlas de los demás, el hermano mayor al ver a su hermano que no pudo patear la pelota y sin observar su rostro enrojecido de dolor, creyó que estaba siendo avergonzado, se apresuro a patear el la pelota, entonces al no poder patearla y sentir el dolor en el pie su orgullo le hizo patear la pelota con el otro pie y el dolor fue el mismo que lo paralizo y su orgullo no le permitió gritar de dolor entonces los demás niños riéndose de ellos y rodeando la pelota mientras Javier rápidamente entre la confusión cambio la pelota por una de vinilo a la que según acomodo sobre el piso y preparándose a patearla dijo a los hermanos ser débiles  y cobarde ante una simple pelota nueva y pateando-la la mando cerca de ellos a lo que los demás gritaron de triunfo al hacer hincapié de que Javier si era fuerte y ellos no, los hermanos sorprendidos levantaron la pelota y se dieron cuenta de que no estaba dura y avergonzados se fueron y jamas volvieron a burlarse de los demas niños