EXPLOSIÓN TECALI 13

EL TIGRE BLANCO Y PEDRÍN

opticas_ancianos

En un bosque muy apartado de toda civilización, hubo una cabaña a su centro. en ella vivieron un matrimonio muy anciano, después llegaron Pedrin en compañía de sus padres para encargarse del cuidado del bosque,  la cabaña y de los ancianos, dueños de todo ese  paraíso de la naturaleza, por encargo de los mismos ancianos.

Pedrin fue un alumno muy avanzado con las enseñanzas de  sus patrones quienes lo instruyeron para sustentar satisfactoriamente el examen para bachiller abierto. desde sus siete años  que llego a vivir  a la cabaña los ancianos no habían envejecido hasta el día que el recuerda los dejo para continuar sus estudios en la universidad.

cuando tenia diez años jugando cerca de un paraje solitario  del bosque  con algunos animales por amigos y compañía , en una de esas  ocasiones, una liebre se desapareció por esos laberintos oscuros y que no encontré seña alguna de vida, al parecer fue un lugar descuidado y abandonado, la curiosidad me llevo  a adentrarme mas y mas en busca de mi amiga la liebre, de entre la maleza de pronto, descubrí a un cachorro de tigre albino, busque a su madre y en un paraje mas lejano vi los cadáveres de sus padres devorador por los buitres, entonces regrese mis pasos y  al tigre albino cobijando lo con mis brazos.

lo lleve a casa pensando que seria una buena compañía para todos. mi padre al verme llegar de inmediato se opuso a mi petición y mi madre apoyo su determinación No quedándome otra alternativa recurrí a los dueños del lugar y les expuse la situación, sorprendidos al ver al cachorro, no lo podrían creer, pues según ellos su bosque contaba con un dios guardián y en muchos años nadie había visto nada ni mucho menos el paraje del que les describí, por lo que sabían del lugar y al igual nadie lo ha encontrado.

esto no me pareció extraño en aquel entonces, solo ahora que he regresado después de quince años de ausencia y me encuentro a mis padres mas viejos y al cachorro  en un tigre blanco cuidando de la cabaña y sus habitantes, al verme llegar se me abalanza, me olfatea y en su memoria sabe quien soy, se impone delante de mi y a la cabaña me escolta, abrazo a mi padre, beso a mi madre y me indican pase a saludar a mis patrones.

la puerta abro y ante mi sorpresa veo,,,