EXOLOSION TECALI 6

EL  ACCIDENTE  Y  ABANDONO

Arturo, un joven adolescente vivía en compañía de su abuela paterna, quien lo cuidaba la mayor parte del tiempo, pues desde recién nacido su primera cuidadora fue su abuela materna, quien murió, al tener Arturo escasos seis meses de nacido.

  • La mamá de Arturo por asuntos de trabajo, se veía en la necesidad de viajar constantemente y en ocasiones llegaba a casa después de varios días de ausencia, por lo cual no estaba muy al tanto de la vida de su hijo Arturo. Era tanto su cansancio que poco tiempo platicaban y casi eran dos extraños, la abuela ya contaba con cerca de los noventa años, ya no oía bien y consentía mucho a su nieto Arturo, era enemiga de que alguien regañara al muchacho, para ella el chico era su adoración.

Arturo tenia muchos amigos pues le gustaba estar rodeado de ellos, Mario fue su mejor amigo con el que compartía la mayor parte de sus aventuras, la única desventaja era de que Mario se aprovechaba de la buena voluntad de su amigo y su abuelita, casi cada tercer día iba a comer con ellos, Mario tenia amigos no muy mal encarados, puesto que la mayoría rondaba el mercado y las casas abandonadas para saquearlas y vender lo robado, fue así como Mario aprendió a sobrevivir después de que su mama lo abandono para irse a trabajar de mojada al extranjero, quedando en manos de su padre alcohólico, y ladrón.

sus vidas estaban entrelazadas por el abandono y falta de cariño  del que tanto necesita  un joven puberto, ambos desde pequeños crecieron muy solos, con la diferencia de que Arturo ha contado con el cariño de sus abuelas, mientras que, Mario ha crecido solo en malas compañías aprendiendo a fumar, tomar y drogarse, todo esto hacia que Mario tratara de influenciar a Arturo a seguir sus pasos.

Arturo tenia curiosidad de como su amigo viviendo solo se le podía ver tan tranquilo y feliz, y muy a su pesar se contuvo de hacerle caso, pues su abuela lo necesitaba mas que irse con los amigos, un buen día al regresar de la escuela se encontró con que la casa estaba como la había dejado en la mañana antes de irse al colegio, busco a su abuela, la encontró aun dormida en su cama, la movió y dando un salto para atrás se dio cuenta de que su abuela estaba muerta sollozando se abrazo a ella hasta desfallecer del dolor, cuando llego la noche  pensó en su mamá y le llamo por teléfono explicándole entre lagrimas lo sucedido, aturdido aun solo logro escuchar del otro lado de la linea la voz seca de su mamá decirle.- dile a la vecina de enfrente que se haga cargo de todo yo le girare dinero para los gastos, no puedo ir porque perdería mi trabajo y tu espera noticias mías pronto.

Los dias pasaron lentos en la vida de Arturo esperando noticias de su mamá, la vecina lo atendía con lo poco que podía ofrecerle, pues aun no recibían noticias de la mamá. Mario y sus amigos empezaron a acompañar a Arturo, ese fin de mes, al termino de los ocho días de muerta su abuela, deciden irse en el carro de la abuela, que ya no usaba, a la fiesta de una compañera en un salón a orilla de la carretera, han tomado demasiado, fumado sin control para ahogar penas y divertirse a placer,  salieron de la fiesta embotados de felicidad se subieron al carro, salieron a carretera cuando un trailer  los embistió, fueron a estrellarse a un árbol de la otra orilla y re tachar en el parabrisas del trailer quien se fue a estrellar a la gasolinera del lugar ocasionando una gran explosión causando la cremación de varios inocentes de un orfelinato atrás de la gasolinera.

Cuando algunos padres de los niños que trabajaban en el extranjero al igual que la mamá de Arturo se enteraron de lo sucedido se unieron en el dolor  y cada año van al lugar a llorar a sus muertos porque no se perdonan el haberlos abandonado.

calcinados