El mago

Sacas listones de humo de tus ojos

por los que camino para salvarme de la nada,

a tus pestañas de cuerdas me aferro como

una experta equilibrista de su circo de fantasías.

 

En tus ojos escarbas y salen sonidos

hacias las fronteras del público que espera

en mi ilusioria mirada.

el-rey-remedios-varo

 

Extraes ases con los que me entrampas,

eriges besos que en péndulos me enredan,

cristales rotos en los que me esparzo

buscando mi ricón entre tu cuerpo.

 

Tus ojos sombreros sin fondo,

que atrapan fragmentos de las lunas

y escarchas de los días

extraes de ellos serpientes que  amansan

mis vuelos en sinfonías de cascabeles,

son montañas, bosques, mares

de donde emergen fieras de sus cantos.

 

Veo de ellos nacer notas flotantes,

me paseo por sus teclas,  voces que me pierden,

palabras de lluvia y truenos

que  brotan de una flauta de vida.

 

Tus ojos baúl de artificios olvidados,

que a las noches de mi mirada se muestran como fantasmas,

me leen los sueños y me encantan con sus fulgores.

 

Exhumas de ellos sentimientos

que navegan por la luz de las paredes,

donde yo, su eterna expectadora los recibo como rosas.

 

Tus ojos flores de la pradera, nacen y mueren en olvido,

mas para mi son un puente al horizonte, tus ojos, tus ojos,

gotas de veneno que el mago aplica al moribundo,

son los secretos del agua que circula por mis sienes.

 

De ellos desentierras agujas

que danzan sus  dolores y sus muertes

insertan hilos en mis labios

donde mis esencias se envuelven en la maestría de sus trucos.

 

Tus ojos agujeros de un tronco

donde la naturaleza esconde piel y almas de otros seres,

son el silencio, el vacío del que emergió la creación,

breves vidas que evolucionan en los mares de mi ensueño.

 

Niños que se pasean por mi cuerpo

descubriendo perlas para echarlas al vuelo

como el mago a las aves  de su sombrero.

 

images (6)