El compás de los reflejos

Cualquier espejo es guardián,

resguarda los sucesos que refleja;

compás de lo efímero y lo eterno,n

sus imágenes son la composición del tiempo.

 

Retratan instantes inversos,

en la transición pierden su vigencia,

no serán arcaicos en el limbo donde habitan;

y cuando nadie observa, muestran el porvenir.

 

Las reproducciones son relojes de imitación,

caducan y se suplen, repitiendo el ciclo;

nunca siguen una secuencia

y esperan su regreso, aunque sea relativo.

 

Cuando su  reflejo es translucido,

sin importar su forma o sus ángulos,

se está perdiendo en lo desconocido,

se va al mundo sin tiempo, al de los espejos