De genealogías y entregas (Fragmentos I)

A un felino celestial

Asustada estoy,

por el tornado que llegó esta noche,

tempestad salada que arrasó mi endeble equilibrio.

El espanto me obligó a clamar ayuda

bajo tu nombre se extendieron mis súplicas

por fortuna (o desgracia) tu presencia faltó.

Asustada al darme cuenta que te llamaba,

¿por qué he de recurrir a ti?

Como al santo de azul mirar,Your name in sky

me provoca abrazarte y llorar

cuando encuentro tu mirada;

pocos logran arrancarme las tristezas,

extirparlas de la profundidad que las guarda…

Tranquila (algo triste) por una ausencia,

la de ese fruto que creí comenzaba.

El susto por la posibilidad de su existencia

me regaló otra incertidumbre,

pregunté al silencio el porqué de la merma de mi ejercito de defensa.

Asustada al darme cuenta de que algo pasa,

del no poder expresarlo,

de ni siquiera saber de su naturaleza.

Y así, entre sustos y sonrisas, lágrimas y gritos,

va llegando el fin de otra jornada.

La incertidumbre y el miedo,

dueños del orden del mundo,

habitan hoy mi cama.