Conexión

Hilos escarlatas  unen tus ojos con los míos

en una camilla de constelaciones

a la interperie de la noche,

agujas son tus labios que a hurtallidas

van sellando las llagas  de mi cuerpo.

 

34

Venas al rojo vivo de tu corazón y el mío

comparten besos silenciosos,

como faroles te abren paso hacia mi cañaveral,

jardín de azucar negra en la espera de enredarte,

las llamas de dos velas que se funden en su cera,

alumbran  eternamente nuestros tallos enlazados.