Condena de muerte

Leyes romanas, intrigas judías,

pero financiamiento

de corazones desobedientes.

 

El absurdo engrosó su significado:

Inocencia divina culpable

fiadora de todo pecado.

 

La paradoja se interpuso entre los dos:

Alivio inmenso, inconmensurable martirio

de una madre inmaculada y un hijo divino.

 

La lógica se hizo la desentendida:

Deicidio camuflageado de hecho histórico,

O hecho histórico camuflageado de Deicidio.

 

Lo que se vió: dolor, envidia, manipulación.

Lo que no se vió: misterio, plan divino, amor.

¡Que la historia lo juzgue!