Casa de escaleras

“Abrid esta tumba: al fondo se ve el mar”
Vicente Huidobro
Hay un vacío en mi memoria
Se fugan los silencios;
Mi voz es un eco de caracol marino,
Mis palabras nunca han sido mías,
Son del silencio y la sombra,
Sombra y silencio solo han sido mis palabras.

Pétalos podridos de mis labios
Pronuncian los corredores de mi memoria
Llevan a cuartos vacíos,
Recorrer escaleras y voces vacías
Que no dicen nada,
La nada las dice,
Quisiera ser más pronunciado;
Y que el silencio jamás me nombre.

Recuerdos que olvidan,
Puertas vacías que llevan
A dunas que se abrazan y caminan
Esta arena de mi memoria que fue tu piel
Cae, el tiempo se pudre,
Camino en buscando una luz
Me pierdo,
Cierras los ojos, anochece,
Sigo mis pisadas,
Serpientes de lágrimas
Dibujan el camino a seguir
Me llevan al oasis de tu vientre;
El mundo surge si duermes.