El pensamiento no puede contener la verdad, tan solo puede señalarla.