Escritor por pasatiempo, sin dedicación obsesiva aparente. Hago lo que me plazca con los textos, sin esclavizarme a un estilo, ni a la manera. Soy de los buenos finales y ya.