Ausencia de amor plátónico

Tiernas caricias embalsamadas de oro puro fresco.
Horas lentas que apresuran el paso a la desigualdad llamativa sexuada.
Conjeturas hechas de recepción de besos truncados en tangibles límites de agonías plancenteras.
Despilfarros saboteadores de irónica astucia sensual.
Aumento de adrenalina con olor a canción popular.
Envolturas de desengaños cubiertas de azúcar glass contemporánea.
Escritos artesanales bordados con el corazón, leídos millones de veces: Las curvas de tus caderas son como collares, obras de manos de artistas. Tu ombligo es un ánfora redonda, donde no falta el vino.
Flores enfilándose a ser vistas por la amada sin atención dispersa por algunos segundos específicos.
Camuflaje dancístico en algunos compaces no identificados
…te amo Albert.