Amor Libertad o Muerte – Capítulo IV

El pelotón de Cole había logrado avanzar hasta los salones en los que el capitán Zlatan estaba prisionero y cuando Cole llegó  estaban arrinconados por el fuego automático de las  Madsen. Habían sufrido ya varias bajas, el parque se les estaba agotando. Las tropas de Zlatan  necesitaban desesperadamente un respiro. Entonces se oye una serie de cinco disparos. Dos de las  ametralladoras dejan de escucharse, por un breve instante, no tarda en que otro soldado enemigo haga a un lado el cuerpo muerto del que estaba disparándolas y empiece de nuevo  ahora con la atención puesta donde suponía que estaba Cole, pero Cole no se ve por ninguna parte.

Pasan escasos dos minutos cuando se oye otra ronda de cinco disparos. Las metralletas son abatidas nuevamente. Los soldados del imperio empiezan a buscar por todas partes la ubicación del francotirador. Radisson, está en la defensa del castillo. Al escuchar  los disparos provenientes de una de sus torres  inmediatamente aguza sus sentidos para dar con Cole. Otro disparo otra metralleta es silenciada. Zlatan sonríe, sabe que Cole ha llegado para cuidarles la salida. Pero necesitan actuar rápido antes de que Cole corra peligro. Zlatan ve un camión estacionado lo suficientemente grande para sacarlos a todos y les expresa su plan a sus soldados infundiéndoles esperanza de salir con vida para ver a sus mujeres. Da la orden de avanzar a toda marcha. Sus hombres frenéticos avanzan para hacerse con las posiciones de las metralletas y agarrar armamento de entre los muertos desperdigados por los pasillos del castillo.

Radisson al ver esto se empeña más en encontrar al francotirador. Su atención le rinde frutos pues cuando Cole dispara nuevamente el destello delata su posición. Radisson se pone en una rodilla y le dispara dándole unos centímetros lejos de su cabeza. Cole sabe que ha sido descubierto por un francotirador. No hay tiempo que pensar debe cambiar de posición si no quiere acabar con una bala incrustada en la cabeza. Radisson lo tiene justo en la mira, está apunto de accionar el gatillo, Cole está a punto de caer muerto a manos de Radisson, cuando la  explosión de una granada hace que este caiga hacia delante, haciéndole errar el tiro, perturbando su conciencia y sus oídos.

Para cuando logra recuperarse, Cole ya ha cambiado de posición, sin embargo va herido, Radisson le logró dar en su hombro y va dejando un rastro de sangre sobre la nieve. Zigzaguea, ya sólo tiene un cartucho y sabe que un francotirador está sobre él. Sin embargo la herida de su hombro no le permite sostener correctamente el rifle para la mejor de sus punterías, así que decide esconderse entre los escombros de un enorme salón destruido por las múltiples granadas que había aventado su pelotón al entrar al castillo. Decide esperarlo ahí, ya sin balas, enconderse entre las ruinas. Radisson mediante un espejo se asoma al salón deruido donde vio entrar a Cole. Se da cuenta de la posición de su rifle. Hace sus cálculos y mediante un rápido movimiento  saca su rifle y dispara una bala que atraviesa la mira de Cole. Seguro de haberlo eliminado Radisson se acerca para descubrir que sólo está el rifle, Cole se ha esfumado. Detrás de esas ruinas hay un boquete que da hacia las afueras del castillo por el que Radisson ve al sargento Cole correr tras el camión conducido por Zlatan quien disminuye la velocidad para que pueda subirse. Aún se oyen las balas cerca pero el camión logra  alejarse del castillo lo suficientemente lejos del alcance de la vista de Radisson y de las metralletas enemigas.

Ya en el camión, Cole suspira y al hacerlo lanza una mirada recorriendo los rostros y cuerpos de su tropa. Hace un rápido conteo de los daños. Suspira y se lleva las manos sobre sus ojos. Pero él sabe que aún no están a salvo. Es necesario cruzar aún varios puntos de seguridad, pero de acuerdo a informaciones de inteligencia podrían cruzar el Danubio por su parte más baja cerca del bosque, de ahí podrían tomar camino hacia las posiciones del ejército aliado, pero llegar ahí estaría lleno de peligros. Al llegar a la parte más baja del río Danubio, a punto de cruzarlo, una explosión hizo que el camión se estrellara y se volteara. Los soldados quedaron expuestos en el río, se oyeron balas provenientes de la orilla saliente del bosque atravesando el agua e incrustándose en los cuerpos de los soldados en el fondeo del río. El capitán sabe que es una emboscada, alguien sabía de su ruta. Cole empieza disparar pero es herido y cae al suelo. Zlatan les ordena a todos dispersarse y buscar refugio, no es posible hacer nada, uno tras otro cae, lo único que importa es salvarse y salir de ahí, así que toma a Cole y lo cubre a él y así mismo de fango. Se arrastran lentamente hacia el río cuya corriente los lleva lejos del peligro de las balas.

 

Los comentarios están cerrados