Al abrir los ojos me baño en ti

Al abrir los ojos me baño en ti
maravilla de todos los instantes.
En tus ojos de mujer que reconfortan,
en tu cuerpo desnudo,
campo en el que disuelvo el tiempo  a mi antojo.
En la fragancia de una creación que empieza
y termina con nuestras caricias,
portales a nuestro universo,
privado, único, nuestro.
Al abrir los ojos me baño en ti,
en tus ojos que me dicen lo que no me digo.
En la fastuosidad de su mirada.
En el aire  de tus labios y en la luz que
se va cabalgando los lomos de las hormigas
Testigas silentes de nuestra fuente de miel.