15 MINUTOS

PARA EXPLICAR LOS SILENCIOS POR LAS TARDES

ES TIEMPO SUFICIENTE PARA FUMAR UN CIGARRILLO A SOLAS

EN ESTE CUARTO DE CINCO ESQUINAS

MIS OÍDOS RECUERDAN

TU CANTURREO EN ESE BAR DE MALA MÚSICA

Y EL RUIDO DEL TREN

QUE SORDO NO ENTENDÍA

EL MAL MOMENTO EN QUE QUISO HABLAR

Y NO ME DEJÓ ESCUCHARTE

Y NO QUISE HABLAR

DI MEDIA VUELTA Y ME FUI

ME PERDÍ; NO SABIENDO

QUE AÚN ANTES

YA ESTABA PERDIDA, SIN TI.